Posts Tagged ‘CoD4

20
Mar
08

Actu(ruru)alización

A ver, que voy.

Veo que hay gente que lo quiere saber. El número de horas de juego del Call of Duty 4 es el siguiente:

– Campaña  monojugador: no lo sé. ¿Seis? ¿Siete?

– Multiplayer: virtualmente infinito, potencialmente eterno.

Además, aprovecho para añadir un par de cosillas al análisis de CoD 4 . Go check it, bitches!

Y para mantener la espectación (xd), el próximo juego a comentar será Halo 3 o Bioshock. Posiblemente el Bioshock si consigo superar el tedio que me provoca y acabarlo de una maldita vez. El caso es que tengo ganas de ponerlo a parir. Si no, ya me inventaré algo del Halo 3.

12
Mar
08

Call of Duty 4

Para empezar rápido y bien sólo diré que Call of Duty 4 es una maravilla.
Yo era un tipo bastante escéptico para con los juegos de guerra. Si bien significativamente todos los videojuegos consisten en matar o destruir cosas (como por ejemplo gente), el rollo ese de jerga de pajeros sin nada mejor que hacer que desarrollar la disciplina militar, de uniformes teñidos de color diarrea, y de adelantos tecnológicos que sirven para matar más gente con menos esfuerzo me va más bien poco.

El juego lo compré, pues, por varios motivos. Uno, porque quería jugar online con un colegui que no soportaba el Halo 3. Dos, porque a través de mi bienamada Play-asia  me salió por poco más de 10 euros. Tres, porque mi adicción a Gamerankings hizo que no me pasaran desapercibidas las notazas que le estaban lloviendo.

Superar mis convicciones morales no fue tan difícil. Así que, una vez conseguido, lo mío con el juego fue amor a primera vista.
Cuando ví el primer pantallazo en mi tele se me cayeron los huevos al suelo. Me quedé sin cena, pero todavía me quedaba salchicha para comer. Me dio bastante igual, porque la guerra acababa de entrar en mi televisor, y sentí que mi obligación como jugador era repartir por allí un par de mamporros.
Al rato, cuando ya había entendido la dinámica del juego, me di cuenta que no podía escatimar ningún elogio. Si bien todavía me quedaba mucho por descubrir.

Muy Bruto

 El juego es muy bruto

La campaña individual dicen que es más bien corta. A mí me gusta bastante saber cuántas horas de mi vida he invertido en un juego (porque con los juegos las horas se invierten, no se gastan). En éste no aparecen por en ningún sitio, pero la verdad es que casi mejor, porque eso me permitió vivir la aventura con bastante inmersión.
Lo bueno de que el juego sea corto es que no da tiempo para aburrirse. Lo mejor de que sea corto es que puede permitirse echar toda la carne en el asador para hacer que cada momento sea de sublimada intensidad.
Así pues, en este juego están presentes y condensados todos los momentos que han hecho memorables a otros videojuegos. Este juego lo tiene todo: carabinas de asalto, check. Rifles de francotirador, check. Ametralladoras y misiles en un helicóptero, check. Gafas de visión nocturna y de calor, check. Persecución en un coche, check. Muertes trágicas, check. Sigilo e infiltración, check. Flashbacks, check. Doblaje sublime (al menos en inglés), check. Y se diferencian perfectamente el acento americano, del inglés, del rusio y del árabe.
No se le pude pedir más.

 Bonita vista aérea. Lástima que la Fanta de naranja se haya desparramado justo dentro de la mirilla.

Bueno, un poquito sí. Sólo hay dos aspectos que podrían mejorarse bastante (y alguna que otra pijada). El primero es que el juego es lineal. Lineal y cuadrado. Quiero decir, que hay paredes invisibles, puertas cerradas que sólo puede abrir el compañero Gaz (¿sabéis qué le dirían a este chico si tuviera que poner en marcha un coche? Dale Gaz!) y NO se puede dar muerte al Capitán Price porque cuando uno le apunta, el gatillo de disparos no funciona. También que la hierba no se mueve. Vi hace poco un vídeo de Crysis, y ya no puedo vivir sin interacción. Es como hacerse una pajilla pensando en una mesa: te la tocas y te gusta, pero le falta corazón.
La otra cosa que no me ha gustado, y la culpa la tiene Halo 3, es el tema de los scripts y la IA. CoD 4 es un juego que uno puede aprenderse bastante de memoria: siempre saldrá el mismo tipo feo por la misma ventana en el mismo momento. Cuando te maten y tengas que repetir un cacho de misión, siempre oirás las mismas gilipolleces de todo el mundo: “go check that door”, “we are under heavy fire”, “honey, not now, I got a bullet up my arse”. En ese aspecto, la solidez de Halo 3 es muy de agradecer, porque aunque el juego también es lineal, tiene mucha más consistencia y se agradece que la aventura sea cada vez un poco diferente, sobretodo en función de lo que cada uno decida hacer.
Se puede vivir sin todo esto, pero viviría mejor si no supiera que existe y, lo que es peor, que se puede hacer.

 

 Sol, palmeras y un bonito pueblo rural. ¡No se le puede pedir más a unas vacaciones!

Por otro lado, la chicha del juego está en el infinito multijugador.
Con sus fallos, también, pero mi veredicto, que es la rehostia en vinagre, es que es la rehostia en vinagre. Mapas inmensos y con mil recovecos (casi que no te vas a esconder dos veces en el mismo sitio). Los de Halo 3, en comparación, son primitivos. Esos, la verdad, es que no tienen ninguna gracia, y consisten básicamente en una extensión en la que se han añadido un par de edificios y tira que te va. Los de CoD 4 están todos muy bien pensados: en cada uno hay puestos ideales para francotiradores, pero en los que siempre quedará algún ángulo abierto para que te puedan matar, casas clave desde las que controlar la partida, e incluso sombras y hierbas a las que dispararás pensando que son personas (y que estoy convencido que tienen esas formas a propósito).
Un porrón de armas configurables, con el inconveniente de que ya no hay excusa para no aprenderse las palabrotas esas de M14, P90 o C4. La AK-47 ya la conoce todo el mundo, así que no cuenta.
Lo mejor de todo es que en el modo multijugador se plantean una serie de retos (una serie bastante larga) que permiten recompensar al jugador de muchas maneras y muchas veces. Así, uno siempre tiene la sensación de que está haciendo algo para algún fin. Desbloquéame esa mirilla telescópica por aquí (mata a 150 tipos con esa arma) y ese lanzagrandas por allá. Consígueme ese silenciador para poderle perforar con tranquilidad los sesos a ése que me ha mirado mal (25 headshots). Sácame ese camuflaje especial para esa arma que es la niña de mis ojos (mata a un porrón de tipos, que el oro va caro).

 ¿Es un árbol? ¿Es una piedra disfrazada de árbol? ¡No, es un francotirador!

Alguna pijadilla más que no me ha gustado, tanto del multi como del lonely, podría ser que las paredes son excesivamente cuadradas, y que entrar por una puerta caminando de espaldas parece a veces imposible. O que las partidas on-line a veces están bastante desequilibradas (y cuando digo bastante quiero decir mucho).
Aún así, el disco (y el juego de dentro del disco) es muy redondo.

No puedo recomendar suficiente este juego. Como jugador, ha sido el placer más grande que he tenido en los últimos tiempos. Un juego fácil de jugar, agradecido de seguir jugando y sobresaliente en todos sus aspectos.
Puedes no jugar este juego, pero que sea porque tu videoconsola es una mierda o porque te gusta tener la cabeza metida en el culo. Y nadie se va a creer que no quieras comprarte una consola para poder jugar a este juego.

Nota: 10/10

Si quieres comprar el juego, puedes hacerlo en Play-asia a través de uno de estos links y así de paso colaboras con el blog. 🙂

P.S: algunas cositas más que he pensado que podría añadir.

Los spawing points en el multiplayer se convierten muchas veces en spowning, puesto que muchas, muchas y demasiadas veces el jugador reaparece al lado de uno de esos feos enemigos dispuesto a llenar de plomo hasta el rincón más escondido de tus tripas. Es una mierda tan gorda que debería ser arreglado, aunque dudo que lo hagan en los próximos, digamos, setecientos años. Anyway, keep up the hope!

El modo de dificultad veterano no tiene ninguna gracia más que un porrón de puntos de logros. Jugar el juego así consiste en aprenderse los escenarios palmo por palmo y perfeccionar la estrategia para conseguir, a base de muchos checkpoints, ir avanzando poco a poco por las pantallas. Lo disfruté mucho más en curtido.

Y, ya para terminar, mi combinación ganadora de armas para el on-line es una AK-47 con mirilla ACOG, tres granadas de fragmentación, stopping power (no sé cómo lo llaman en español) y steady aim.

También me lo pasé chachi con la P90, el silenciador y steady aim.